historia viajes espaciales

turismo espacial


Historia Viajes Espaciales


Desde el principio de todos los tiempos, el ser humano siempre ha anhelado volar y viajar por el espacio exterior. Ahora, y desde hace poco tiempo, se está desarrollando una tecnología capaz de realizar vuelos espaciales de placer fuera de nuestra atmósfera. Si no se había invertido anteriormente en el turismo espacial, es por el poco interés económico que habían mostrado las dos grandes potencias del siglo XX, Estados Unidos y la desaparecida URSS.

Fue Rusia quien abrió este camino a principios de los años 90, tras la desintegración de la URSS y la crisis económica que esto supuso, se estudió ofrecer historia viajes espaciales turísticos, para ayudar a costear los gastos de los lanzamientos. Estados Unidos por su parte fue muy crítico con esta decisión, por los problemas que pudiesen provocar los turistas a las naves y a la Estación Espacial Internacional. A pesar de ello, tras la Guerra Fría, las aeronaves mejor equipadas y diseñadas para transportar más personal, abrieron el camino de los viajes espaciales .

El primer turista espacial de la historia de los viajes espaciales fue el multimillonario norteamericano y antiguo ingeniero de la Nasa Dennis Tito, que viajó por placer y previo pago de 20 millones de dólares a la Agencia Espacial Rusa. Con esta gran cantidad de dinero pagó el entrenamiento, el viaje y la estancia en la Estación Espacial Internacional. A pesar de la oposición de los Estados Unidos, Dennis Tito realizó el viaje comportándose como cualquier turista, saco fotos, hizo videos y no paró de mirar por las escotillas. El primer turista de la historia de los viajes espaciales llegó a la Estación Espacial Internacional el 30 de Abril y regresó a la tierra el 6 de mayo de 2001.

Después del magnate norteamericano, el siguiente en realizar viajes espaciales por mero placer fue el sudafricano Mark Shuttleworth. Viajó por medio de la Agencia Espacial Europea y salió del Cosmódromo de Baikonur, situado en Rusia, el 25 de Abril de 2002 y regresó a la tierra el 5 de Mayo de ese mismo año. Para no ser considerado sólo un turista, Mark Shuttleworth realizó varios experimentos de fisiología, cristalización y otros relativos a la investigación con células madre. También habló desde el espacio con su compatriota Nelson Mandela.

El tercer turista espacial de la historia, llamado Gregory Olsen, también realizó un viaje espacial con la excusa de realizar unos experimentos relacionados con la electro-óptica, lo hizo del 1 al 10 de Octubre de 2005. Por otra parte, hubo que esperar al 21 de Agosto del año siguiente, para encontrarnos con la primera mujer turista espacial, la estadounidense aunque de origen iraní Anousheh Ansari. Con la colaboración de la Agencia Espacial Europea, llevó a cabo varios experimentos en el espacio con respecto a la salud. Regresó a la tierra el 18 de Septiembre de 2006.

Dejando de lado los primeros turistas espaciales, y centrándonos en la construcción de la aeronave que hiciese posible los vuelos espaciales turísticos, tenemos un premio que propuso la Fundación X Prize en 1996. Este premio constaba de 10 millones de dólares, para quien fuese capaz de diseñar un aparato que realizase viajes espaciales con regularidad y de bajo coste. Los requisitos para esta innovadora aeronave eran fundamentalmente 3 y marcó un hito en la historia viajes espaciales :
  • La posibilidad de transportar a tres tripulantes mínimo.

  • Que pudiese alcanzar los 100 kilómetros de altura.

  • Y que esto lo pudiese realizar en 2 ocasiones en 15 días.
Finalmente, el premio fue para la empresa Mojave Aeroespace Ventures, que consiguió en 2004 realizar con la aeronave SpaceShipOne 2 viajes en menos de 15 días. El primero alcanzó los 103 kilómetros de altura y el segundo los 112 kilómetros. Este vuelo dejó ver las enormes posibilidades que tiene el turismo espacial, aunque son diferentes a lo que se había estado haciendo anteriormente. Estos viajes espaciales son más cortos (entre1 y 2 horas) y son suborbitales, que no permiten ver el planeta entero desde el espacio.

Actualmente se está invirtiendo mas dinero y esfuerzo que en toda la historia vuelos espaciales sean una realidad dentro de muy pocos años. Una de estas investigaciones la está llevando a cabo el dueño de la compañía Virgin, el multimillonario Richard Branson, que ya en estos momentos ofrece para el año 2009, vuelos suborbitales por unos 140.000 euros. También Robert Bigelow ha invertido 50 millones de dólares para que su nuevo American Space Prize realice vuelos comerciales y con fines turísticos, de carácter orbital.
© Viajes Espaciales .com Todos los derechos reservados.